Ford y Volkswagen deciden ampliar su colaboración global

Ford Motor Company y Volkswagen AG han anunciado que están ampliando su alianza global para incluir vehículos eléctricos. Además, colaborarán con Argo AI para introducir la tecnología de vehículos autónomos en los Estados Unidos y Europa. El Director Ejecutivo de Volkswagen, Herbert Diess, el Presidente y Director Ejecutivo de Ford, Jim Hackett, y el Director Ejecutivo de Argo AI, Bryan Salesky han dado una rueda de prensa, durante la cual Ford y Volkswagen han hablado de ampliar su colaboración. Ambas compañías persiguen mejorar su competitividad y eficiencia de costes y capital con este movimiento. Asimismo, han dado a conocer que Volkswagen se unirá a Ford para invertir en Argo AI. Se trata de una compañía de tecnología para vehículos autónomos, con sede en Pensilvania, valorada en más de 6.230 millones de euros. La nueva sede de Argo AI en Europa estará en Múnich.

Ford y Volkswagen tendrán la misma una participación en Argo AI. Combinadas, ambas participaciones tendrán una importante mayoría. El resto se utilizará como incentivo para los empleados de Argo AI. La transacción completa está sujeta a aprobaciones regulatorias y condiciones de cierre. Hacket comentó: “Mientras que Ford y Volkswagen siguen siendo independientes y ferozmente competitivos en el mercado, asociarse y trabajar con Argo AI en esta importante tecnología nos permite ofrecer una capacidad, una escala y un alcance geográfico inigualables”.

También anunciaron que Ford será el primer fabricante adicional en utilizar la plataforma de vehículo eléctrico (MEB) de Volkswagen. Ford espera entregar más de 600.000 vehículos en Europa, en seis años, usando la arquitectura MEB. Será también gracias a un segundo modelo nuevo, que está aún bajo negociación. Esto es compatible con la estrategia europea de Ford. La compañía quiere seguir explotando sus puntos fuertes en segmentos como vehículos comerciales, crossover y modelos como Mustang y Explorer. Para Ford, el uso de la arquitectura MEB de Volkswagen es parte de su inversión de 10,24 billones de euros en vehículos eléctricos. Además, apoya el compromiso de Ford de ofrecer a sus clientes europeos una amplia gama de vehículos eléctricos. Y ayudará a que la compañía cumpla sus compromisos de sostenibilidad.

Ford planea diseñar un modelo eléctrico totalmente nuevo, basado en la plataforma MEB, que llegará al mercado en 2023. Volkswagen suministrará partes y componentes de la MEB como parte de la colaboración. Ambas compañías también continuarán estudiando áreas adicionales, de vehículos eléctricos, en las que poder trabajar juntas. Es una prioridad estratégica para ambas compañías en su avance para acelerar la transición hacia una movilidad sostenible y asequible. El acuerdo con Ford es una piedra angular en la estrategia eléctrica de Volkswagen. Todo dirigido al crecimiento de la industria de la movilidad eléctrica. E, igualmente, a favorecer los esfuerzos globales para alcanzar el Acuerdo de París 2050.

Vehículos comerciales
Asimismo, Ford ha explicado que diseñará y fabricará el pick-up, anunciado previamente, para ambas compañías. Será para clientes de Europa, África, Medio Oriente, Asia Pacífico y Sudamérica. Estará en el mercado en 2022. Para ambas también, Ford tiene la intención de diseñar y fabricar grandes furgonetas a partir de 2022. Mientras, Volkswagen tiene la intención de diseñar y fabricar una furgoneta urbana para la venta en Europa y otros mercados. Ambas compañías esperan que la demanda de furgonetas crezca en los próximos cinco años. De ahí que la colaboración en estos segmentos permita mejores tecnologías y más innovación.

Publicado en Actualidad, HENRY FORD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*